Y este silencio mío que me alejó de ti,
se hace más fuerte en mi interior
recordándome en cada amanecer
que duele amarte así.

Transformaré los silencios en armonía,
dulces... o amargas, con odio o pasión,
siempre con tu recuerdo imborrable
sin olvidarme de que nunca te olvidaré.

12 septiembre 2011

VI



Sonrisas compartidas a media luz,
a media oscuridad perdida.
Frialdad que camina entre asfaltos desolados,
carreteras frías y grises, ...
besos cálidos.

Manos tímidas se acercan,
y no piensan, estallan.
Caricia sobre caricia
mano, seda, enigmas de piel,
luz de sombras,
tenue luz que se alza en deseos.

A veces suaves,
a veces rotas,
las sonrisas caminan,
las manos caminan.
Caminamos confusos senderos de vida.
Avanzar ¿hacia dónde?
-nos preguntamos...
y no es avanzar lo que busco ya...

¿Por qué detener las manos?
Las manos se unen, dulces, deseos,
no existe sombra, ni oscuros cielos,
no existen preguntas
ni el porque de un deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario