Y este silencio mío que me alejó de ti,
se hace más fuerte en mi interior
recordándome en cada amanecer
que duele amarte así.

Transformaré los silencios en armonía,
dulces... o amargas, con odio o pasión,
siempre con tu recuerdo imborrable
sin olvidarme de que nunca te olvidaré.

28 noviembre 2011

XVI



Atame a tu voluntad 
y a tu capricho,
poséeme libre, totalmente...,

que hoy te entrego mi sumisión.

Sostenme entre tus brazos,
y juega conmigo,
  haz que  haga realidad

tus sueños mas ardientes.

Deseo sentirte,
saber que me tomas,
poseerte completamente.

Contrólame,
toma mi voluntad.
Acaríciame,
permíteme que te ame.


Y burlémonos del mundo,
en este preciso momento,

en el que te entrego mi sumisión

22 noviembre 2011

XV



Aprenderé a amar el amor
antes que a mi fiel amante,
para así amarle mejor
en las tristes noches de invierno..

Aprenderé a amar el amor
antes que a mi alma,
para así saber
del amor verdadero..

Aprenderé a hacer de ese sentimiento
mi código perpetuo de conducta,
para una vida sin medida
en el mar de nuestros recuerdos..

Aprenderé a amar el amor
porque no hay otro motivo
que un fuerte deseo
de amar fielmente,
totalmente,
infinitamente,
eternamente...



16 noviembre 2011

XIV





(Autor de la imagen Berny, tomada del blog de Faleroni )

Eres ... como el árbol tierno
que aún puede doblar sus ramas...
Tu cuerpo es la tierra fértil
que dará sus frutos mañana.
En tus labios inocentes,
donde juegan las palabras prohibidas,
"empañarás" todas  las sonrisas
con el fuego de tus ansias.
Porque en tu mente
tus sueños de niña romántica
buscará al "príncipe azul"
... que destrozará tus lágrimas...
Así hallarás a la mujer
(hasta entonces tan lejana)
que vivía dentro de ti
y que nunca adivinabas
E irás corriendo al espejo,
y él te mostrará otra cara
muy parecida a la tuya
pero mucho más cambiada.
... Y guardarás las muñecas
y dejarás atrás la infancia
aunque dure la inocencia
que tienes dentro del alma.


Eres como el árbol tierno
que aún puede doblar sus ramas...
si va derecha: mejor
no necesita tocarla.
En cambio, si te das cuenta
que crece un poco inclinada
porque la corteza aún es tierna,
lograrás enderezarla.
Y así pasarán los días,
y como el árbol, la sabia,
donde en tiempos de primavera
dará flores a la rama...
Y Dios quiera que tus flores
sean puras...
sean blancas.

08 noviembre 2011

XIII





Amo tu paz, porque vivo en una batalla.
Amo tu calma, porque temo la tormenta.
Amo tu noche, porque la luz ciega mis ojos.
Amo tu mar, porque mi corazón se secó.

Amo tu voz que no oigo,
tus manos que no toco,
tu boca que no siento,
tus ojos que no veo.

Amo las lágrimas 
que recoges con tus labios.
Amo tu cielo, tu infierno.

Amo lo que eres
lo que me haces ser
y lo que pudimos ser.