Y este silencio mío que me alejó de ti,
se hace más fuerte en mi interior
recordándome en cada amanecer
que duele amarte así.

Transformaré los silencios en armonía,
dulces... o amargas, con odio o pasión,
siempre con tu recuerdo imborrable
sin olvidarme de que nunca te olvidaré.

30 septiembre 2011

VIII


Tienes mi admiración:

Por mantener viva la alegría
batallando contra  viento y marea.
Por tu esfuerzo diario
pertinaz y tesonero.

Por saborear sinsabores
con una sonrisa a tiempo.
Por la entereza que exhibes
durante los malos momentos.

Por el amor que me tienes
sin tal vez yo merecerlo.
Por mirarme a los ojos
tras diarios sufrimientos .

Por el olvido en que entierras
malos y tristes momentos.
Por estar ahí simplemente
con tu presencia hecha aliento.

Por ser así, como eres,
grande en tu pequeño cuerpo.
Por aceptarme como soy,
sin comparaciones con el firmamento.

Por darme empujones invisibles
o parándome ante el borde del abismo.
Por prestarme tus alas pequeñas
para acercarme a tu mundo de fantasia.

Por tu inconsciente frescura,
para despertar a la vida un nuevo día.
Por tu multicolor pensamiento,
para elevar sonrisas más allá del cielo.

Y porque sin tú saberlo,
eres el motor que sustenta mis días.
Mereces mas que palabras
aunque solo estas empleo:

“Doy mi agradecimiento,
a la niña que fuí
y que aún llevo dentro"

20 septiembre 2011

VII


Te pediría sólo una noche
bajo un manto estrellado,
rogaría que me hicieras tuya
para complacer así  mis deseos.

Pediría que se pararan las horas,
que no corriera el tiempo,
en mitad de un silencio,
sólo roto por gemidos.

Te pediría tu boca reposando en la mía,
diciendo mi nombre una y otra vez
exalando mi olor, inhalando tu olor,
desbordando mi pasión.

Pediría el éxtasis interminable
de pasión y fantasia
tus manos recorriendo mi cuerpo,
sintiendo mi fuego encender.

Te pediria que mis ojos se perdieran
en la oscuridad de esta noche
llenando nuestras almas
de sentimientos prohibidos.

Te pediria que me hicieras rozar la locura
con cada caricia tuya,
que me hicieras perder la cabeza
para llevarme al mundo del olvido.

Te pediria que te dejaras llevar,
viajar hasta el amanecer
sobreviviendo a la pasión,
sin miedos, ... sin disfraz.

Pero solo me atrevo a pedirte
que sigas siendo mi amigo.

12 septiembre 2011

VI



Sonrisas compartidas a media luz,
a media oscuridad perdida.
Frialdad que camina entre asfaltos desolados,
carreteras frías y grises, ...
besos cálidos.

Manos tímidas se acercan,
y no piensan, estallan.
Caricia sobre caricia
mano, seda, enigmas de piel,
luz de sombras,
tenue luz que se alza en deseos.

A veces suaves,
a veces rotas,
las sonrisas caminan,
las manos caminan.
Caminamos confusos senderos de vida.
Avanzar ¿hacia dónde?
-nos preguntamos...
y no es avanzar lo que busco ya...

¿Por qué detener las manos?
Las manos se unen, dulces, deseos,
no existe sombra, ni oscuros cielos,
no existen preguntas
ni el porque de un deseo.