Y este silencio mío que me alejó de ti,
se hace más fuerte en mi interior
recordándome en cada amanecer
que duele amarte así.

Transformaré los silencios en armonía,
dulces... o amargas, con odio o pasión,
siempre con tu recuerdo imborrable
sin olvidarme de que nunca te olvidaré.

27 julio 2011

IV


Quizás sea hoy…
o quizás sea mañana.
En la cúspide del abismo
entre sábanas y almohadas
soñolienta esperaba,...

...pero como siempre
se me hizo tarde.

Quizás sea esta noche...
o quizás sea en la madrugada,
cuando arreglando los segundos rotos,
hilvanes tus dulces delirios
con los hilos de mi pasión...

...pero como siempre...
se nos hizo tarde.

Quizás fué anoche...
o quizás  en el crepúsculo ...
quizás sólo fué en un sueño...
donde en el silencio de tu deseo
fuí tiempo en tus manos,
volcán a punto de estallar...

...pero como siempre...
se hizo tarde.

Quizás el futuro...
o quizás el porvenir
sean los que guíen
mis alas de libertad,
de nuevo a tu puerto
donde siempre anhelé anclar...

...pero como siempre...
se hizo tarde ya.

2 comentarios:

  1. Yo también te sigo, Brasileia porque me encanta tu blog, ya que tus versos tienen alas que nos hacen soñar y sentir.

    Gracias por tu bonito comentario dejado en mi blog.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Versos de una mujer enamorada!!!! Recuerda que la esperanza es lo último que se pierde.
    Millones de besos

    ResponderEliminar